Uno de los días más weird (comida de navidad de Le Petit Macaron)

Pues el finde pasado fué la comida de navidad de Le Petit Macaron, pero es que además tuve uno de los días más extraños que me haya pasado nunca xD

El viernes fuí a ver a mi hermano y a una vieja amiga del insti al piso de las tresmil, estuvimos viendo los zombis castores (genial película por cierto) y festejando con ginebra de fresa. La ginebra de fresa al parecer es un producto autóctono de aquí de la zona de Carmona pero nunca había tenido oportunidad de probarlo y la verdad es que está muy buena, pero a mi gusto creo que se pasa un poco de dulce :P

Comienza el sábado
Me levanto y lo típico, vestirme, maquillarme y peinarme (o intentarlo porque de verdad parece que soy manca peinándome xD) y me marcho con el tiempo justo para ver aparecer el autobús por la esquina y correr a cogerlo.

Hasta ahí todo bien, viaje sin incidentes (es curioso ver cómo cuanto más te vas acercando al centro de Sevilla más te miran raro por vestir lolita mientras que en un barrio que se supone marginal ni se vuelven a mirarte), y llego al lugar donde había quedado en recoger a Hika, que vino de Madrid ésta semana pasada.

Me encuentro para empezar a unos scouts recogiendo donativos...que me parece una acción muy loable, pero no sé si me agrada la idea de que pongan a niños a vandear de un lado a otro hablando con desconocidos para pedirles dinero...
Seguidamente tuve la experiencia más rara que he tenido nunca con una señora, que todavía que me hubiese criticado por mi ropa pues no sería extraño, pero la cosa sucedió tal que:
-"¿Estás esperando el autobús?"
-"No"
-"¿O estás esperando la segunda cola?"
-"No"
*Señora en tono sarcástico remedandome*- "No"
A lo que me vuelvo y le digo: -"Pues no, ni estoy esperando el autobús ni la segunda cola, joder no es tan difícil de entender"

Y se marcha y me deja ahí con toda la cara de WTF del mundo xD. La gente no lleva bien las fechas navideñas.

Llega Hika y vamos al lugar de la comida, en el que esperamos a los que faltaban y cuando finalmente llegan pasamos a comer. El sitio que salió elegido era un buffet libre wok muy cerca de Plaza de Armas, y bastante barato por cierto: 9,50€ más el precio de la bebida pero el precio quedó explicado rápidamente cuando vamos todos en busca de sushi y...no hay. A ver, ¿De cuándo se ha visto un buffet sin sushi O_o? pero bueno el resto de la comida estaba muy rica y además a la hora del postre nos pusimos las botas con la nata y un sirope riquísimo de frutas del bosque que tenían.
Quienes fuimos a la comida, de izq a drcha: Hika, yo, Ana, Azu, Anna, Iellwen, Ana M, Maribel y Pandora. Sólo en ésta foto habemos cuatro Anas xD llamaban a una y nos volvíamos todas.
Cuando terminamos de comer marchamos a Plaza de Armas a esperar a algunos que se nos unían para la visita al museo y partimos al mismo. He de decir que con todas las veces que he estado, un par de ellas precisamente como estudiante de arte, no sé por qué nunca había entrado a la capilla del edificio. Es enorme, preciosa, y llena casi por completo con cuadros de Murillo


Compré un par de postales en la tienda de Bellas Artes también, un detallito para la familia política (y me quedé con ganas de llevarme más porque me costaron 0'60 cada una *.*) y ya partimos a la cafetería pues se acercaba la hora a la que teníamos reservado.

Allí en la cafetería esperamos a más personas que tenían que llegar para merendar y poder hacer el reparto del amigo invisible, pero como tardaban bastante decidimos empezar a merendar, yo sólo tomé un refresco pero por lo que me dijeron los batidos de frutas naturales estaban riquísimos.

Y así esperando nos quedamos; en cierto momento de la tarde cuando Hika se tenía que marchar me comentaron una cosa tan divertida (nótese la ironía) que se me vino el cuerpo abajo, noté cómo se me escapaba la energía por los poros y de verdad no sé qué cara se me tuvo que quedar que los que SÍ estaban intentaron animarme con abrazos y gominolas xD. Muchas gracias, la verdad es que en ése momento lo necesitaba, y procedimos a dar los regalos a las personas que al final habían venido. Hika se llevó para dos de las chicas que no podían venir y así quedan sólo un par de personas a las que dar su regalo.

La verdad es que estaba bastante decaída así que salimos a fumar un cigarro, en lo que estábamos cuando se nos acercó una señora a elogiarnos e incluso nos pidió permiso para hacerse una foto con nosotras, era súper maja :3. Y luego sucedió lo mismo con otra señora, la verdad es que es un alivio que aún queden personas educadas en el mundo, fueron muy amables y nos animaron la tarde.

En principio íbamos a ver el mapping del Ayuntamiento, pero entre una cosa y otra acabamos en un burguer king cenando, y ya Iellwen se tenía que marchar así que volamos cada uno a su sitio.
Me voy tranquílamente a San Bernardo pues ya había perdido el bus de las 9 y hasta las 12 no venía el siguiente, llego a la parada y lo de siempre, se va llenando lentamente hasta que como a 30 minutos de que venga el autobús aparece una marabunta de tíos (borrachos seguramente) formándola, la muchacha que está al lado mío se quita los tacones y se pone las manoletinas (chica previsora la verdad) y se levanta, diciéndome que yo era la que estaba más tiempo en la parada y que tenía que subir primero.
Como se veía venir cuando aparece el autobús los borrachos éstos se ponen a liarla parda y a empujar a lo que la citada chavala de antes me agarra de la manga y me arrastra con ella (éramos las dos que llevábamos esperando casi desde las 10.30) hasta el autobús. En algún punto entre ésto y picar con la tarjeta pierdo un guante xD.

No contentos con formarla fuera la siguen liando dentro del autobús, me cambio de sitio más atrás y resulta que ellos no podían concentrarse en una sola zona, no, estaban desperdigados por todos los asientos y me toca otra vez escuchar gritos, me giro y le digo si no les importa gritar más bajito y el ingenioso de turno se tira al suelo y se pone "así está bien de bajito". Subnormales aparte, le respondo que bajito de volumen, no de tamaño y más o menos se relajan (un rato, dieron un por culo horroroso, como se nota que eran del Viso).

A mitad de camino y ya para rematar el día del todo veo que uno de éstos del grupito que estaba sentado delante mía no tiene muy buena pinta, se pone a cabecear y con todo el aspecto de estar malo malísimo, efectivamente al rato "intenta" levantarse, se cae en los asientos de enfrente y en el tiempo de preguntarle si se encontraba bien empieza a vomitar. Le sujeto, le digo si se encuentra bien y le pregunto a los que iban detrás mía si venía con ellos a lo que me contestan que no, que sus amigos eran los que iban delante (y que por cierto estaban pasando olímpicamente de él y para lo único que lo miraban era para cachondearse de lo malo que estaba). Yo sinceramente debo decir que soy gilipollas, pero me arrepiento de no haberle ayudado antes de que se pusiese mal el todo, porque ya llegaba mi parada y me tenía que ir; así que le pregunto dónde se baja y viendo que no se le había pasado la parada me voy a decirle a los amigos que hagan el favor de echarle un poquito de cuenta que no se encuentra bien. Y ¡POR FIN! Llego a casa, después de la odisea.

Por ahora, sólo quiero desearos que vuestras navidades no sean tan raras como el día que yo pasé, que estéis con quien queráis estar: sea familia, amigos, o sólo que también se divierte uno mucho; y que si pensáis que tenéis o debéis de hacer algo en una situación, que no os pase como a mí que esperé mucho para ayudar al muchacho y aprovechad y hacedlo en cuanto podáis. Mejor éso que arrepentirte por no hacerlo o preguntarte cómo sería si lo hubieses hecho.

2 comentarios:

  1. Mi ma', un día completito completito, imagino que cuando llegaste a casa viste las puertas del cielo después de la odisea autobusil _ _

    Feliz Navidad para ti también!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felic navidad!!! pues si la verdad, me quedé un poco preocupada por el muchacho pero mira, no puede una hacer milagros :P

      Eliminar

Deja aquí tu comentario